Entonces…

Iba a hablar de amor, pero decidí no hacerlo.

Somos mas de 7 mil millones de personas en el mundo, y cada uno de nosotros tiene un concepto diferente de lo que es el amor. Entonces, para que expresar mi punto de vista si al fin y al cabo cada uno ama a su manera? Si al final, unos obran en base a sus sentimientos aunque estos no sean recíprocos, y otros acorde a los sentimientos de los demás.

Si se pudiera hacer un mapa conceptual de lo que cada persona en este mundo siente respecto a una sola persona, veríamos que partimos desde un punto y terminaríamos en otro punto común para todos. Lo que varia son los caminos que cada persona decide elegir, o sentir. Y, aunque a veces estas decisiones son inconscientes o se ven influenciadas por el interés, nadie quiere perjudicar su integridad.

Por ejemplo, ahora mismo se acaba de ir el internet, cosa que no me hace feliz, pero no me puedo quedar paralizada, debo buscar la manera de como hacer que este post te llegue, así que empiezo a buscar soluciones, reinicio el router, vuelvo a hacer la configuración del wifi, apago la PC y vuelvo a prenderla o simplemente puedo esperar a que vuelva. Pero parto desde la necesidad del internet hasta que lo consigo.

No se si me doy a entender, asi que tu comentario sera bien recibido. 🙂

Anuncios

La Crisis según Albert Einstein

Para iniciar mi blog, deseo compartir con ustedes este hermoso mensaje. Espero que les sirva de provecho.

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.” 

Albert Einstein (1879-1955).

Tengamos en cuenta, que la crisis no es sólo económica.